Laura Garza

© Laura Garza

Ver todos los ensayos

Un Selfie con el Rey, por favor.

Esta semana la ciudad de México recibió a los encantadores Reyes de España, Felipe VI y Letizia, quienes desde el domingo por la noche arribaron a la capital para celebrar su primer visita oficial a nuestro país.

La cobertura mediática ha sido basta. Los Reyes por aquí, los Reyes por acá, pero lo que nuestra comitiva política mexicana no contaba era con que la selfie que habían planeado algunos de ellos, iba a ser denegada por la comitiva de la realeza. 

Dentro de un sin fin de actividades programadas por Presidencia y la Embajada Española, se visitó a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, pero unos días antes se les avisó a los senadores y diputados que no podrían tomarse ninguna fotografía al más estilo selfie con Felipe VI y Letizia. 

Esto tiene varias razones. Una de ellas es por el comportamiento indebido de nuestros políticos con la presencia de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, que cuando visitó el mismo recinto, con los mismos personajes, estos se comportaron como si estuvieran viendo a una estrella de rock. 

Y justo de esto se trata al acercarse a un personaje de la realeza española, él no es un rock star, por lo tanto no tiene razón que la gente quiera tomarse foto con él o ella. El año pasado cuando tuve la oportunidad de estar cerca del Príncipe Felipe, en ese entonces, en la toma de protesta de la presidenta Bachelet en Chile y en la primer visita oficial del presidente Peña Nieto a Madrid, el tema quedó claro. 

Dentro de la política, existe una serie de protocolos que con muchos Presidentes o Jefes de Estado se aplican sin regaño y sin insistencia, y la toma de fotografías es una. Un ejemplo es con el presidente Obama, si él se acerca a ti y abre oportunidad para pensar en tomarse una fotografía, entonces así será, de lo contrario, dentro del protocolo está prohibido tener la iniciativa de acercarse con el teléfono y dar click. 

En este caso, la comitiva de seguridad de la realeza española sabiendo que con la visita de Rousself hicieron filas para obtener la foto del recuerdo, lo manejaron perfectamente bien esta vez. Un personaje español me lo dijo hace un año: “Él no es un rock star, viene de la realeza”. 

Aunque en nuestro país el tema es distinto, aquí tenemos a un Presidente que le gustan las selfies, que le gusta convivir con la gente y que busca que todos tengan su fotografía de recuerdo, es por ello que en la página de Presidencia, existe una sección de nombre MI FOTO CON el presidente. 

En fin, en algunos países tenemos Presidentes, en otros Reyes. 

El Universal. http://eluni.mx/1S1Fuw4

  • La Monna Lisa y Yo

    La búsqueda de la aceptación en el mundo de las redes sociales nos lleva a olvidar el entorno y dar todo por una selfie. Por Laura GarzaLlegamos a media mañana a la Pirámide para visitar al majestuoso Museo de Louvre…

    El 2015 suena a Sony

    Sony presenta nuevos equipos y lanza inscripciones para el concurso de fotografía más grande del mundo. La multinacional japonesa Sony, esperó hasta mitad de año para sorprender con equipos nuevos, sensores más pequeños…